Ecos del Evangelio

15 mayo, 2021 / Carmelitas
15 DE MAYO DÍA DE VENERABLE MADRE ROSA OJEDA CREUS

PEDID Y SE OS DARÁ

 

Hoy la Iglesia y más concretamente nuestro Instituto de Hermanas Carmelitas de San José, celebramos el 67 aniversario de la partida a la casa del Padre de nuestra fundadora madre Rosa Ojeda, una mujer que sin duda alguna vivió toda su vida amando a Dios por medio del prójimo con alegría y entrega generosa.

 

 

En la lectura de Hechos 18, 23-28 del día de hoy , se nos presentan a San Pablo y Apolo, en los primeros años de la vida cristiana, como aquellos que pasaron su vida recorriendo pueblos y ciudades con el propósito de animar a sus discípulos en la fe y continuar la obra que el Señor les había encomendado. Nosotras al igual que aquellos discípulos nos debemos sentir guiadas y animadas por Madre Rosa, ella que con su ejemplo y testimonio nos enseña que seguir a Cristo, es dejarlo todo para vivir en plenitud el mandamiento del Amor, un amor que es entrega incondicional, entusiasta, sincera, delicada, callada…

 

 

Como hijas espirituales de Madre Rosa quien vivió en <<obsequio de Jesucristo>>, nuestra principal herramienta de trabajo no son los cargos o títulos que podamos tener, sino el sentido que por nuestra fe ponemos en aquella labor que realizamos.

 

El Evangelio de Juan 16, 23b-28 dice: <<En verdad, en verdad os digo: si pedís algo al Padre en mi nombre, os lo dará>>. Hermanas, vivimos y hacemos parte de una sociedad donde aparentemente lo tenemos todo, pero se nos olvida pedir a Dios lo realmente importarte que es su presencia viva y real, es decir, una presencia no sólo de palabras sino aquella que va acompañada por obras. Una presencia cuyos frutos son: la fe, la esperanza y la caridad. Una presencia que en medio de nuestras diferencias nos ayuda a vivir como verdaderas hermanas y en la cual los demás podrán decir que Cristo Muerto y Resucitado vive entre nosotras.

 

Aprendamos a sentirnos necesitadas de la misericordia y del Amor de Dios y de nuestros hermanos, no somos seres independientes, necesitamos y debemos dejarnos ayudar y ayudar a los demás. Y que como Madre Rosa seamos las buenas samaritanas de aquellos que en el camino sufren cualquier tipo de violencia, injusticia, discriminación o cualquier otro tipo de atropello ante la dignidad humana, porque llegará el día en que el Señor nos dirá: “en verdad os digo que cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis». Mt 25,40.

 

Señor Jesús, intercede ante el Padre por nuestro Instituto de Hermanas Carmelitas de San José para que a ejemplo de tu Sierva Madre Rosa Ojeda, mujer humilde sencilla y alegre, aprendamos a vivir nuestra vida consagrada con máximo ímpetu y siempre iluminadas por la gracia del Espíritu Santo.

 

¡Oh Virgen María! Ayúdanos a mantenernos firmes en nuestra fe, rectas en el camino y perseverantes en el amor Único y verdadero. Amén.

 

 

¡Feliz día de Madre Rosa!

 

Comunidad de San Feliu de LLobregat

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies