Ecos del Evangelio

28 junio, 2020 / Carmelitas
Fiesta de San Pedro y San Pablo, Apóstoles.

 

LA FE SERÁ NUESTRA SALVACIÓN

 

 

Estamos viviendo la fiesta de San Pedro y San Pablo, dos apóstoles que se hacen presentes tanto en la lectura como en el evangelio, ellos son prueba y ejemplo de que la fe en Dios los llevó a obtener una gran recompensa “la vida eterna”, fueron capaces de dar testimonio incluso con su propia vida de que Cristo habitaba en cada uno de ellos.

 

San Pedro y San Pablo fueron personas como todos nosotros, con aciertos y errores, con habilidades y áreas de oportunidad, pero su convicción en Jesús los mantuvo con esa fe intacta a pesar de las adversidades, por tanto, fueron quienes nos mostraron que el camino de la fe y la esperanza en Jesús siempre será el mejor sendero que podemos andar, oremos y alabemos a San Pedro y a San Pablo en nombre de Dios.

 

En la primera lectura de Hechos de los apóstoles 12,1-11 se nos presenta la siguiente frase “Ahora no cabe duda: el Señor ha enviado a su ángel para rescatarme de las manos de Herodes y de todo lo que proyectaban los judíos contra mí” 

 

Esta afirmación, nos puede generar un sentimiento de tranquilidad al saber que Dios nos tiene preparado algo mejor para cada uno de nosotros, en algún momento de nuestra vida. Hoy, que estamos pasando por un sinfín de situaciones difíciles, como sociedad, es donde necesitamos tener presente que nuestra fe en Dios tiene que ser la fortaleza, la cual nos ayudará a salir adelante, esa fe que sin importar la situación por la que estemos pasando jamás debe morir, sino que al contrario necesita fortalecerse en el Dios de la Vida.

 

 

La actual situación sobre la pandemia que estamos viviendo, es sólo una prueba más de vida, uno de los tantos designios que Dios nos permite vivir para que estemos siempre atentos, para que oremos, pero sobre todo, para mantener la fe renovada pero bien arraigada en nuestros corazones, nunca hemos de olvidar que la fe necesita reafirmarse cada día, aún sin importar la situación por la que estemos pasando, porque mientras tengamos fe en él, Dios siempre estará ahí para nosotros.

 

No olvides que Dios está a nuestro alrededor, incluso cada uno de nosotros somos viva representación de él, pues Dios es Padre, es hijo, es hermano, es amigo…

 

Agradezcamos a Dios por la salud, la vida y todo lo bueno que tenemos a nuestro lado, no permitamos que las situaciones negativas nos hagan caer y mucho menos que nos hagan perder la fe, disfrutemos a nuestros familiares, ahora que estamos más unidos, pues quizá eso sea algo de lo que Dios nos tiene que decir hoy como humanidad, y que muchos no lo pueden ver así por la falta de fe.

 

Mi Dios, te agradezco por todo lo maravilloso que nos regalas y deseo que el día que inicia hoy sea de paz y tranquilidad, danos salud y bendice todos nuestros anhelos, a nuestra familia, nuestro trabajo y nuestros amigos, llena los corazones de fe y esperanza y amor, ojalá que todos logremos entender que solamente nuestra fe en ti nos llevará a buen puerto, ya que Tú eres el camino de la Salvación.

 

 

Profesor Marco Antonio Cruz Moreno.
Sección Secundaria.
Instituto Rosa del Carmelo A.C.
Santiago de Querétaro, Qro. México.

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies