Ecos del Evangelio

8 octubre, 2017 / Carmelitas
Derroche de amor

DOMINGO XXVII DEL TIEMPO ORDINARIO

La primera lectura que hoy nos presenta la liturgia de la Palabra es del profeta Isaías que realiza su misión en Jerusalén, época de inestabilidad y miedo de abuso de poder, e injusticia de diferencias sociales.

Presenta con finura y detalle un hermoso poema el “canto de la viña” .Con esta imagen para expresar el amor bondadoso de nuestro Padre Dios, y denunciar el mal obrar al pueblo de Israel, el pueblo elegido.

Sus destinatarios son gente que conoce del campo, de raíces y viñas.

El sentimiento de esta canción cambia por etapas:

1) El profeta empieza en un tono alegre narrando la historia de la persona que creó la viña.

2) Después en tono reflexivo de desánimo cuando se dirige directamente al pueblo a que haga su valoración su juicio.

3) Y termina con un tono amenazador cunado el dueño de la viña toma la decisión de destruirla. También revela que esa viña es el pueblo de Israel.

Así en el Evangelio de Mateo,siguiendo la secuencia,hoy se nos presenta la parábola, de “los viñadores asesinos”parábola también muy clara. Jesús retoma el inicio del canto de la viña de profeta Isaías. La viña está preparada para dar fruto, así la arrienda el propietario a unos viñadores y se va de viaje…Cuando llega el tiempo de la cosecha los viñadores reaccionan con violencia y empiezan agrediendo hasta llegar asesinar al el hijo.

Si nos dejamos cuestionar por la Palabra también Jesús nos pregunta: ¿qué hará el dueño cuando vuelva con esos viñadores? Y quizá nuestra respuesta podría ser: que se haga justicia.

Surgen sentimientos de desolación al reflexionar que Dios que nos mira y trata con ternura y misericordia, tanto a su pueblo escogido, como al nuevo Pueblo de Dios, a la humanidad entera. Somos su viña que con tanto amor y ternura prepara para que demos esos frutos que espera.

A lo largo de la historia Dios ha ido envaino profetas hasta enviarnos a su Hijo Amado, Jesús. ¡Más derroche de amor no existe!

Y la realidad de violencia y víctimas de esa violencia que se ha vivido y que seguimosviviendo tristemente en algunos de nuestros pueblos latinoamericanos; como olvidar también a profetas de nuestro tiempo que en un ambiente turbulento de violencia producido muchas veces por la injusticia denunciándola los han acallado como el testimonio del mártir Beato Monseñor Oscar Romero; y presbíteros… que ha quedado en el anonimato que les han arrebatado la vida de forma violenta en nuestros días por denunciar la injusticia y corrupción. Como olvidar los actos terroristas que provocan violencia y muerte que algunos países de Europa y ciudades de EEUU.

San Pablo en la segunda lectura, nos propone orar con acción de gracias y súplicas por las diversas situaciones que vivimos.Y que la paz, don que de Él recibimos, inunde nuestro ser y así podamos dar buenos frutos como nos recuerda Jesús. Sólosi estamos unidos a Él daremos frutosabundantes. (cf. Jn 15, 5).

Es en el banquete de la Eucaristía y de la Palabra en el que Dios nos ofrece esos frutos que tanto necesitamos; frutos de justicia, paz, respeto, tolerancia solidaridad.

Y retomando las palabras de San Pablo que nos dirige hoy, invita a discernir una serie de valores humanos que son cristianos que estamos llamados practicar para que nuestra oración se vea reflejada en las obras, como nos recordará la Santa Madre Sta Teresa: “…obras quiere el Señor”, (M.5. 3, 11).

Dios que ha preparado su viña con tanto esmero, con todo cariño; tiene su derecho a esperar que demos buenos frutos. ¿Soy fruta que endulzo o amargo la vida de los demás? ¿Cómo puedo aprovechar los dones que poseo para madurar y nutrir a quienes me rodean?

¿En este mes misionero qué frutos necesita con urgencia nuestra sociedad, nuestra Iglesia? Ya que Dios me ha capacitado con su gracia ¿qué frutos estoy dispuesta a dar?

Hna. Guape Barba Vásquez csj

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies