Ecos del Evangelio

7 julio, 2016 / Carmelitas
DIOS, UNO Y TRINO

Jesús nos habla implícitamente de la Trinidad, de la relación que tiene con el Padre, todo lo del Padre es suyo, El Espíritu es la acción de Jesús en las personas; las Tres Personas de la Trinidad están en plena sintonía, en comunión. Esta imagen Trinitaria es la que quiere Jesús para cada persona. Por eso va decir a sus discípulos: “Tengo muchas cosas que decirles pero todavía no las pueden comprender”.

Para comprender, acoger, vivir el misterio de la Trinidad, es necesario adentrarse en la escuela de Jesús; sin apertura al Espíritu no podemos entender y asumir el Plan salvífico del Padre.

El Misterio de la Trinidad no es algo inaccesible porque, Dios mismo se hace teofanía, se revela en lo pequeño, en lo cotidiano, en lo escondido, en las personas; para percibir esta manifestación es preciso dejarnos penetrar por la luz del Espíritu que hace posible la comprensión del Misterio Trinitario.

Amar, comunicar, comunión, etc. son aspectos fundamentales para ser seguidoras de Jesús, ser expertas en comunión con nuestras hermanas con las cuales vamos tejiendo la vida día a día.

Hna. Concepción Botello csj

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies