Ecos del Evangelio

28 febrero, 2021 / Carmelitas
Domingo 2º de Cuaresma – Ciclo B. 28 de Febrero 2021

«Este es mi Hijo amado, escuchadle» Mc 9,7

 

 

 

Se sabe que la obediencia es una de las hijas, si se puede decir así, de la gran virtud de la humildad, como el egoísmo lo es de la soberbia.

 

Cómo atrae las miradas y complacencia de Dios la virtud de la obediencia.

 

 

Tenemos el gran ejemplo en María, quien por su obediencia a la voluntad del Padre, se convirtió en la corredentora de la humanidad; su casto Esposo San José sin objetar a la voluntad propuesta por Dios, fue el merecedor de ser llamado el Custodio del Hijo de Dios; así como también, Abraham y tantos justos quienes a lo largo de la historia, han hecho posible la realización del plan salvífico de Dios sobre la humanidad.

 

 

El Señor nos invita a cada instante escuchar su Voz, su Palabra salvadora y vivificadora, expresando su voluntad y sólo para nuestro propio favor, bien sea a través de las Sagradas Escrituras, a través de la obra maravillosa de la Eucaristía, quien por amor nuestro se quedó entre nosotros, para expresarnos su amor y capacidad de entrega y servicio a los demás; nos habla a través de las personas que necesitan de nuestro apoyo y compasión; nos habla a través de acontecimientos.

 

Sólo que necesitamos estar atentos a su presencia y cercanía.

 

 

 

Él tiene el deseo de indicarnos el camino correcto a seguir, nos orienta para que encontremos lo que realmente nos acerca a la verdadera felicidad.

 

 

Los que obedecen a Dios y escuchan su Voz con corazón limpio y desprendido de todo lo terreno, siguiendo fielmente su Voluntad, son los que hacen posible la manifestación del Amor de Dios en medio de la humanidad y llegan a su plena realización, la libertad de los hijos de Dios. En su Creador ponen toda su confianza porque saben con certeza que su confianza jamás será defraudada.

 

 

La sabiduría es reflejo de la luz eterna, espejo nítido de la actividad de Dios e imagen de su bondad. Siendo una sola, todo lo puede; sin cambiar en nada, renueva el universo, y entrando en las almas buenas de cada generación, va haciendo amigos de Dios” Sabiduría 7, 26-27

 

 

Hna. Enar Ruth Rodríguez Rodríguez CSJ

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies