Ecos del Evangelio

6 febrero, 2021 / Carmelitas
Domingo 5º del T. Ordinario – Ciclo B. 7 de Febrero 2021

Me asombra que esa manera de ser tuya a mí me llena de alegría.

 

 

Job lamenta la caducidad de su vida; los días de su vida, vuelan y pasan desapercibidos.

 

Una vida gastada inútilmente, por decirlo así, no sirve para nada; se gasta inútilmente la vida cuando esta utilizada sólo por la satisfacción propia sin ponerla al servicio de los demás.

 

Qué bien un testimonio de vida entregada a favor del cuerpo de Cristo sufriente, que deambula junto a nosotros; Cristos que necesitan de nuestro apoyo y comprensión, Cristos que comparten a diario nuestro techo y nuestro pan y no nos enteramos nunca de sus vacíos y sus carencias; Cristos a quienes criticamos, maltratamos sea de palabra y de obra.

 

Estamos tan enceguecidos en adorar a un Cristo de madera, más no prestamos atención, a quien de verdad nos necesita.

 

Esa hermana, ese hermano que confía plenamente en el Señor y se confía a Él porque sabe que su Creador nunca lo va a desamparar, a pesar de su pecado, y se siente dichoso al poner su confianza en quien sabe lo ama por sobre toda su pobreza.

 

Reconoce que su Señor es capaz de sanarlo de todas las heridas y dolencias de las que a lo largo de su vida venía arrastrando; que es capaz de darle vida nueva y plena y hacer que su creatura renovada se ponga alegre y confiadamente al servicio desinteresado del Reino del Amor de Dios.

 

 

Así es nuestro Dios, tremendamente humano como divino.

 

 

“Es un Dios lleno de Ternura y de compasión, paciente, misericordioso y fiel” Jonás 4,2.

Hna. Enar Ruth Rodríguez Rodríguez CSJ

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies