Ecos del Evangelio

9 marzo, 2019 / Carmelitas
DOMINGO I DE CUARESMA CICLO C 2019

 

CUARESMA HOY…

 

«Mi padre fue un arameo errante». Fue la larga marcha hacia la tierra prometida, en la que el pueblo de Dios a través de un desierto, iba envuelto en medio de nubes, sombras, senderos de arena, desnudez, aridez y casi sin agua, pero con la promesa de una tierra nueva y definitiva. En esta cuarentena hacia la Pascua, estamos en una situación similar.

 

Hoy el cristiano verdadero y no de apariencia, camina en el desierto de una sociedad convulsionada, transformada en un campo de batalla entre la verdad y la mentira, entre el amor y el egoísmo, entre la vida y la muerte consentida. Un sinfín de ídolos, quieren repartirse el espacio humano.

 

Continúa hoy en nuestro tiempo la larga marcha hacia la libertad de Cristo, en contra de las libertades que nos proponen en esta sociedad, que no son más que una manipulación y un libertinaje. Todos los tiempos tienen sus peculiares experiencias de desierto.

 

La Cuaresma es un tiempo de penitencia, de desierto, de tentaciones, de encuentro con Dios. La Cuaresma, es un tiempo de conversión, de afirmación de nuestras convicciones, o mejor, del valor que tienen nuestras convicciones ante una situación de tentaciones constantes. La Cuaresma, es un tiempo para caminar por el desierto de nuestra soledad y coger distancia, para vivir al final del camino la fiesta de la Vida, la fiesta de libertad, la libertad gozosa de los Hijos de Dios, no, la que nos ofrece la sociedad.

 

El sueño dorado de ir al encuentro con Dios no puede ocultar-si somos honrados- nuestras evasiones o deserciones. Durante la Cuaresma puede surgir en nosotros la cobarde tentación de huir de la realidad cotidiana y de hacer dejación de las responsabilidades, porque muchos no quieren llegar a Dios a través esfuerzo del personal, que supone la transformación de ellos mismos y de las realidades engañosas en las que viven. Y prefieren seguir mirando para otro lado y enredando a los otros, eso si con un barniz religioso.

 

Hoy, en 2019, debo volver a preguntarme, ¿Quién soy? ¿Qué busco? ¿Cuál es el objeto de mi vida? ¿Qué significa vivir como cristiano? ¿Cuál es el valor del dinero y del poder?¿Por que sigo compatibilizando la fe con la apariencia, la diplomacia y muchas veces la cobardía?

 

Caminar por el desierto es la pedagogía de Dios, que lleva al hombre a buscar dentro de sí mismo su propio camino. Un camino de liberación y de salvación para renovar cada día la ilusión de vivir con autenticidad y no como un animal de consumo y desenfreno. El desierto no es algo pretérito. No es arena pasada.

 

Hay que entrar en el desierto, espiritualmente desnudos y pobres, si es que queremos renovar nuestra vida. Entrar en el desierto, ligeros de equipaje, para descubrir nuestra aridez interior, para tener el coraje de mirarnos tal cual somos y conseguir otros valores fundamentales en nuestro vivir diario.

 

El tiempo del desierto es como un banco de pruebas. Necesitamos los cristianos unos tiempos de crisis para ir al encuentro de los auténticos valores evangélicos. Solamente a través de las pruebas responderemos del valor de nuestras convicciones.

 

Hoy tendría que ser para nosotros una buena noticia el saber que Jesús fue tentado. El creyente tentado no es un creyente más débil, sino quien más posibilidades tiene de mostrar su fortaleza. Nuestras tentaciones diarias no son un obstáculo para encontrarnos con Dios, sino la ocasión para responder con fidelidad a Dios y a su mensaje.

 

Cuaresma hoy, es un tiempo que Jesús nos ofrece para ser cada vez mas humanos, es decir, mas divinos. Pasar de los ritos, de las cosas, del poder y de la vanagloria, a la serena riqueza de ser cristiano autentico, dispuesto a compartir, y no a poseer. Pasar a dar más que a recibir. Pasar a crear vida y ayudar a que no se destruya a nuestro alrededor.

 

Las tres tentaciones que se nos describen, van en el mismo sentido y son el resumen de todas las tentaciones que tuvo Cristo y que tiene cada hombre

 

1-DI QUE ESTAS PIEDRAS SE CONVIERTAN EN PAN. La tentación de lo inmediato, del instante y del instinto. Vivir es comer sin problemas, asegurar ante todo el cocido. Y el maná ahora mismo,(es decir todo lo que necesito y todos mis gustos) Y si es que hay Dios que resuelva el paro y creeré, porque con pan abundante todo se resuelve.

 

¿Qué músicas celestiales son esas, de la honradez, la esperanza, la libertad, el compartir de Dios cada día? Ajos y cebollas abundantes, aunque sea en esclavitud. Esta es la sociedad en la que estamos A esto es a lo que gran mayoría de gente se apunta, no nos engañemos.

 

Pues resulta que Cristo nos dice y nos demuestra que “no solo de pan vive el hombre”. Y no solo nos lo demuestra Cristo sino la propia vida. ¡Cuantos-incluso que se dicen cristianos- están detrás del poseer, mandar, ambicionar, disfrutar hasta el desenfreno, engañar y manipular. ¡Mientras tengan el estomago y el instinto cubiertos ya les va bien! Y naturalmente, Satanás les ha ganado la batalla a los que van detrás de lo inmediato.

 

2-TODO ESTO TE DARÉ SI TE POSTRAS Y ME ADORAS. Son los ídolos. ¿Qué hacemos por el desierto con un Dios que nos trasciende? ¿Por qué no ir detrás de los becerros de oro? La técnica, el poder, la zancadilla, la manipulación, el dinero, la apariencia… eso sí da resultados. ¿Dios para vivir? ¿Pero en qué piensas, incauto? Déjate de historias, nos ayudará mejor una alianza con el poder de turno e imponer nuestra ideología. Pues sirvámonos de lo que haga falta y impongamos lo que haga falta (total no se enteran), halaguemos a las masas y así estarán contentas y estarán a nuestra merced.

 

Pues resulta que Cristo nos dice y nos demuestra que “solo a Dios adorarás” Dios promete salvación, pero cada día muchos se decantan por ídolos -carne, afectos, dinero, poder, manipulación- “todo esto te daré si te postras y me adoras”. Y naturalmente Satanás les ha ganado la batalla a los que están adorando a los ídolos que se han fabricado o los ofrecen.

 

3-ÉCHATE DE LA TORRE ABAJO. Tentación de lo maravilloso. Huir de la historia real y cotidiana.¿Por qué, si Dios es Poderoso, no hace milagros y resuelve esto como le pedimos? ¿A dónde voy con esta historia de Jesús hijo del carpintero? ¿No sería mejor caer de la torre, acunado por alas de ángeles y aclamado por multitudes? ¡Eso si que sería guay! ¿La cruz camino marcado por Dios para salvación? Pero ¿de qué vais, incautos?
¡Satanás! Un día por boca de Pedro y en el último momento de la vida terrenal de Cristo, en boca del pueblo:¿No dices que Dios te ama? ¡Pues baja de la cruz y creeremos!”…

 

Pues resulta que Cristo nos dice y nos demuestra: “no tentarás al Señor tu Dios” Y naturalmente Satanás les ha ganado la batalla a los que quieren un Dios milagrero y mágico.

 

Poco importa el número de las tentaciones, lo que importa es que todas ellas tienen un denominador común: apartar a Cristo de la cruz y de todo lo que ello implica, y al cristiano apartarlo del seguimiento de Cristo, o que sustituya a Cristo por el becerro de oro, sea persona o cosa.

 

Amigos el evangelio, según Lucas, insiste en la supremacía del «pan de la Palabra» sobre el pan de los milagros y del camino fácil; insiste en el camino de la humildad y del servicio fraterno, características del camino cristiano; e insiste finalmente, en no «sobornar a Dios», buscando la religión más por sus beneficios que por la entrega que implica. Pero las tentaciones que debe vencer todo aquel que quiera ser cristiano de verdad, las tiene que vencer también la Iglesia institución. Y destacaría también tres, que están muy presentes y en las que cae un día si y el otro también:

 

1-¿Como es posible que se evite siempre el momento oportuno para comprometerse con la verdad sin ambages, y siga la Iglesia nadando siempre entre dos aguas?

 

2- ¿Por qué no habla la Iglesia con claridad moleste a quien moleste, en vez de seguir con tanta diplomacia y pactos con el poder?

 

3- ¿A dónde va la Iglesia revestida de tanta pompa y vanagloria inútil?.¿Pero a quien sigue?

 

Pues amigos ante este panorama idéntico al de la época de Cristo, la solución es la misma que la de entonces: Autenticidad. Solo los que procuran ser auténticos pueden acercarse al estilo de Jesús y por tanto ser cristianos. A eso nos llama la Cuaresma a la autenticidad.

 

Quien no esté dispuesto a rectificar lo que sea necesario para ser AUTENTICO, valdría mas que no celebrase la Cuaresma, espero que se entienda. Entre otras cosas para que no siga engañándose.

 

Autenticidad, para dejar de lado la tibieza de mi vida, porque digo creer en Ti, pero vivo ignorándote. Y es que soy un simulacro de cristiano.

 

Autenticidad porque hablo con palabras sin sentido, que en nada reflejan que soy cristiano. Y es que soy un cristiano cobarde.

 

Autenticidad para abandonar mis falsas seguridades, porque espero en ti, pero me fío más de mis seguridades, de mis fuerzas. Y es que soy un cristiano de hoy si y mañana no.

 

Autenticidad para convertirme de mi mis soledades y angustias. Y es que soy un cristiano que solo te busca en las dificultades.

 

Autenticidad para saber romper esa incomunicación con todo lo divino: porque mi oración es rápida, rutinaria y distraída. Mi caridad, oportunista, vanidosa y selectiva. Mi vida, fácil, consumista y sin brújula cristiana. Mis caminos, tortuosos y estériles, placenteros y a la carta. Y es que soy un cristiano pagano.

 

Autenticidad para que mi corazón lo hagas tuyo. Para que en mi alma tu tengas la mejor parte. Y es que soy un cristiano que no acabo de fiarme de ti.
Autenticidad para saber buscarte en el silencio. Descubrirte en el necesitado. Contemplarte en las maravillas del mundo. Y es que soy un cristiano sin desprendimiento ni entrega.

 

Autenticidad para no perderme en las excusas de cada día, en los senderos fáciles y de bajo precio, y poder salir victorioso de la tentación de cada jornada. Y es que soy un cristiano de justificaciones y sin coherencia.
Autenticidad, Señor. Ayúdame a ser cristiano autentico y no una apariencia.

 

 

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies