Ecos del Evangelio

26 mayo, 2018 / Carmelitas
DOMINGO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD “CICLO B” EVANGELIO Mt 28,16-20

¡UNA NUEVA LLAMADA, UNA NUEVA MISIÓN!

 

 

Los versículos con los que concluye el Evangelio de Mateo, están centrados en la continuación de la obra en la comunidad cristiana, hacen explicito el mandamiento misionero más allá de Israel, es decir, hacia una misión universal.

 

«Por su parte, los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús les había indicado» (Mt 28,16).

Galilea es el lugar del primer encuentro con Jesús, el lugar de la llamada y la primera misión. Y es en Galilea donde todo comenzará de nuevo: ¡Una nueva llamada, una nueva misión! El encuentro tiene lugar en un monte, que es el lugar de la manifestación de Dios. Allí, Jesús va a manifestar su gloria a los discípulos y a encargarles que continúen su misión.

 

«Y al verlo le adoraron; algunos sin embargo dudaron» (Mt 28,17).

Algunos discípulos continúan dudando, incluso los numerosos signos que hacía Jesús les era difícil asimilarnos, más aún creer en la resurrección les implica salir de sí mismos. En este encuentro final Jesús acoge y perdona a sus discípulos. Ellos han vacilado y lo han abandonado. Sin embargo, el Espíritu Santo los guiará hasta la verdad plena (Cfr. Jn 16,13). Solo Él les hará comprender en profundidad el misterio de Dios Uno y Trino.

 

«Jesús se acercó a ellos y les habló así: Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra» (Mt 28,18).

Las palabras que Jesús les dirige ahora son, en primer lugar, una revelación del misterio de su persona. Él es el Señor resucitado, que posee plena autoridad sobre cielo y tierra; es el Maestro, a cuyas enseñanzas han de remitirse siempre sus discípulos. La autoridad de Jesús nace de su identidad con Dios Padre, da fundamento a la misión de los discípulos y es la base de nuestra fe en la Santísima Trinidad.

 

«Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes» (Mt 28,19a).

Jesús les encarga la tarea de hacer discípulos a todos los pueblos. Su misión es ahora más universal que la que les había encomendado cuando aún estaba con ellos. La buena noticia debe llegar a todos para que todos puedan experimentar la alegría de vivir en la cercanía de un Dios, que es Padre. Para ser discípulo es necesario encontrarse con el maestro y aprender de Él en la vida cotidiana. Ha de formar comunidad con Él e imitar su modo de vivir. Ha de afinar el oído para escuchar lo que Dios dice (Cfr. Is 50,4).

 

«Bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt 28,19b).

Ser bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo significa asumir públicamente el compromiso de vivir la buena noticia: revelar a través de la fraternidad que Dios es Padre y, por tanto, afirmar que todos somos hijos de Dios.

 

«Y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado» (Mt 28,20a).

No es casual que el evangelio termine con un envío misionero. La Iglesia de Jesús es esencialmente una comunidad misionera, las palabras del Señor resucitado: “poneos en camino” la invitan a salir constantemente de sí misma, para abrirse a un nuevo horizonte: el de todos los hombres que no conocen el gozo de sentirse hijos de Dios y hermanos entre sí. Así pues, Los seguidores de Jesús tenemos la misión de revelar el rostro de Dios que Jesús nos ha manifestado.

 

«Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo» (Mt 28,20b).

El Señor sigue obrando en su Iglesia, a ella le comunica su palabra y su gracia salvadora. Por tanto, los cristianos creemos que Dios está con nosotros siempre. Su presencia íntima, amiga y liberadora nos inunda y nos penetra. Dios está en medio de su pueblo, Él vence toda barrera, incluso la de su propia muerte, para darnos una vida plena.

 

 

Hna. Teresa Botello Martínez CSJ

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies