Ecos del Evangelio

10 agosto, 2016 / Carmelitas
DOMINGO XX DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO C

“Señor, que sepa llegar hasta la sangre en la pelea contra el pecado” (Hb. 12,4) El servicio de Dios tomado en serio no ofrece una vida cómoda y tranquila. Jeremías nos lo muestra hoy, ha venido a ser “varón discutido y debatido en el país” (Jr. 15, 10). En el Salmo 39, 2.3 escuchamos la presencia de Dios que escucha nuestra súplica y levanta de la charca fangosa”. Pablo nos alienta a la fe intrépida “corramos en la carrera que nos toca”, “fijos los ojos en Él” (Hb. 12, 1-2) Y en nuestra mirada el ejemplo divino que necesita mirar el creyente: Cristo. “Soportó la cruz sin miedo a la ignominia” “¡Oh, Jesús, mi dulce Capitán! Alzando el estandarte de tu cruz me dices amorosamente: “Toma la cruz que te presento y, aunque te parezca grave su peso, sígueme y no dudes”. Para responder a tu invitación, te prometo, celestial Esposo mío, no resistir más a tu amor. Pero ya veo que te encaminas al calvario, y tu esposa te sigue prontamente… Dispón siempre de mí como más te agrade, que con todo estaré contenta, con tal que te siga por el camino del calvario, y cuanto más espinosa la encuentre y más pesada la cruz, tanto más consolada me sentiré, pues deseo amarte con amor paciente… con amor sólido y sin división.” Santa Teresa Margarita Redi. La spiritualitá. Hna. Pilar Reverte Almodóvar. CdSJ.

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies