Ecos del Evangelio

29 agosto, 2020 / Carmelitas
Domingo XXII Tiempo Ordinario. 30 de agosto 2020

 

“En la Cruz está la vida y el consuelo

 

 

Tú piensas como los hombres y no como Dios… ¿Qué es pensar como Dios? ¿Qué significa dar la vida? y más aún ¿Qué es recuperarla?

 

La lógica de Dios no es la nuestra, ¿Quién en su sano juicio considera que perdiendo la vida puede ganarla? Hoy muchos hombres y mujeres apuestan por esta lógica, “la lógica de Dios”.

 

Resulta emocionante pensar que hace 500 años santa Teresa invitaba a sus monjas a “no tratar con Dios asuntos de poca importancia”, hoy año 2020 creo que haría la misma invitación, nos encontramos en una situación mundial grave, ante la situación de pandemia, la crisis económica, la injusticia, la desigualdad, la crisis climática, la política, los radicalismos, y las situaciones personales que cada uno conoce; quizá sea tiempo de tratar con Dios asuntos de suma importancia. Pedro lo hizo, intentó demostrar su amor al maestro, trató con Jesús un asunto de mucha importancia…

 

¿Qué discípulo quiere ver parecer a su Maestro?

¿Cómo lo puede permitir Dios?

¿Quién de nosotros no ha preguntado esto en algún momento?, pero Jesús responde con dureza y al mismo tiempo con la verdad que los discípulos necesitaban escuchar.

 

Pedro no entiende al maestro y Jesús se apresura a explicar lo que realmente es estar con él, estar de su lado, y lo hace de una forma muy sencilla, nos pide dejar de usar la lógica que hasta ahora está vigente, el poder, la supremacía, la apariencia, el engaño, la mentira, el orgullo, nos pide ser discípulos con hombros grandes y dispuestos a cargar con una cruz que muchas veces no esperamos, nos toma por sorpresa como a Pedro y nos pide pensar como Dios, no quiere decir que pensemos en el amor de Dios como un refugio de la realidad, sino que como Jesús sepamos responder con amor a lo que nos toca vivir, alzar la voz ante la injusticia y ser parte de este mundo con todo lo que implica… vivir en el mundo de hoy sabiendo cargar con la Cruz de Jesús.

 

Que el Señor nos conceda su modo para actuar y ser testigos de la verdad en donde nos toque vivir.

 

 

Hna. Guadalupe Chávez Herrera CSJ

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies