Ecos del Evangelio

9 octubre, 2016 / Carmelitas
Domingo XXVIII – Gracias Señor

DOMINGO XXVIII Tiempo OrdinarioEvangelio Lucas 17,11-19:Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: «Jesús, maestro, ten compasión de nosotros.» Al verlos, les dijo: «ld a presentaros a los sacerdotes.» Y, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias. Éste era un samaritano.Jesús tomó la palabra y dijo: «¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?» Y le dijo: «Levántate, vete; tu fe te ha salvado.»De nuevo este domingo el Señor nos invita a continuar profundizando en nuestra fe como respuesta al amor que Él nos tiene, nos brinda y nos regala.Jesús siempre está dispuesto a curarnos, a levantarnos.Os invito, y me invito a mí misma, a sentirte uno, una, del grupo de los 10 leprosos que se acercaron a Jesús y preguntarte si eres capaz de ir a su presencia y pedir que te cure habiéndote preguntado antes de qué te ha de curar. Una vez eres consciente de tu “enfermedad” o dolencia sal a su encuentro para pedirle con fe que te cure y con la confianza que lo hará.Vuelve a él, pon en Él tu mirada y con un corazón sencillo, generoso, abierto y agradecido dale gracias por lo que hace en ti y por ti.“La fe crece en tanto en cuanto se vive como una experiencia de amor que se recibe y se comunica como experiencia de gracia y de alegría“, por tanto hazla crecer, hazla germinar, contágiala a tu alrededor. Que los demás descubran en ti esa alegría que brota de tu unión con Jesús, de tu corazón agradecido por todo cuanto hace en ti.No te quedes el gran regalo que el Señor te hace cada día, compártelo con quienes están a tu lado para que por tus obras los demás sientan esa sana envidia que les impulse a obrar según el corazón de Dios que se da y regala sin medida.“Vive, vivamos, de fe y demos gracias a Dios por todos sus beneficios” como diría M. Rosa, nuestra Fundadora.Hna. Susana García

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies