Ecos del Evangelio

24 octubre, 2020 / Carmelitas
DOMINGO XXX. TIEMPO ORDINARIO CICLO A. 2020

“Orar es pasar un rato con aquel que sabemos que nos ama”

 

 

Con tiempo o sin él, siempre hay que buscar el momento para el encuentro con la Lectio Divina

 

 

El capítulo 22 de S. Mateo. Es el texto evangélico que nos lleva a consideración este domingo, donde nos presenta a un Jesús enfrentado a los fariseos, saduceos y doctores de la ley, (los considerados expertos y cumplidores de la ley) un tanto pagados de sí mismos, precisamente es un doctor de la ley quien le pregunta a Jesús: ¿Cuál es el primer mandamiento, el más importante, de la ley? La pregunta era comprometida pues los fariseos contaban con 613 preceptos. La respuesta de Jesús, no se hizo esperar «Amarás al Señor tu Dios con todo el corazón con toda tu alma y con todas tus fuerzas; y Amarás a tu prójimo como a ti mismo» Jesús sitúa en el mismo nivel el amor al prójimo y el amor a Dios.

 

Dios es Amor. Jesús no vino, principalmente, a decirnos que debemos de ser buenos sino que Dios es Bueno, nos ama y nos quiere mucho más de lo que nosotros nos podemos imaginar. De Dios sólo puede brotar Amor. En realidad Dios no es Omnipotente. No puede abusar de nosotros ni hacernos daño porque es Amor y sólo puede hacernos lo que puede hacer el Amor. Dios nos quiere no porque seamos buenos, justos o santos. Dios nos quiere sin más como las madres y padres quieren a sus hijos no porque sean listos o guapos sino porque son sus hijos.

 

 

Amor a Dios. Para Jesús la base de nuestro amor a Dios necesita ser la experiencia, no el conocimiento intelectual, de ser amado por Él. Esta experiencia tal como Santa Teresa nos dice está en La oración. “Orar es pasar un rato con aquel que sabemos que nos ama” Con tiempo o sin él, siempre hay que buscar el momento para el encuentro con quien sabemos nos ama.

 

Amor al prójimo. El amor a Dios se verifica en el amor al prójimo. Para Jesús el prójimo no es sólo el amigo o el consanguíneo, sino también el extraño, el extranjero, e incluso el enemigo.

 

 

Con este mismo espíritu el Papa Francisco nos ha dirigido la nueva Encíclica “Fratelli Tutti”, ya desde el primer capítulo nos invita al “amor sin fronteras” leámosla con detenimiento, para compenetrarnos con su doctrina y llevarla a la práctica.

 

M. Gabriela Serna Gonzalo CSJ

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies