Ecos del Evangelio

10 noviembre, 2019 / Carmelitas
DOMINGO XXXII  Lucas 20 27-38

NO ES UN DIOS DE MUERTOS

 

 

Nos encontramos en el evangelio una situación parecida a la que sucede en nuestro tiempo, muchas personas que no creen intentan desprestigiar la vida de Jesús y también a los que nos llamamos cristianos.

 

Pero lo realmente importante es que nos encontraremos con Dios y viviremos con Él. Jesús siempre es claro en sus planteamientos, no miente, no quiere que creamos cosas que no son. Jamás deja sin respuesta a quién se la plantea.

 

Aunque es muy sobrio en este tema deja claro que Dios no es un Dios de muertos, sino un Dios de vivos, porque es la fuente inagotable de Amor y Vida.

 

La Iglesia como siempre dedica el día 2º a los difuntos, y siempre nos recuerda que la Esperanza y la Misericordia de Dios son tan grandes que todos somos acogidos con amor.

 

La fe es importante para creer en la resurrección, porque la resurrección es el pilar de la vida cristiana, así lo afirma San Juan en su evangelio:

“Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá”

 

 

Hna. Teresa Vásquez Villamil CSJ

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies