Ecos del Evangelio

6 noviembre, 2021 / Carmelitas
DOMINGO XXXII T.O CICLO B

“Señor que llora con el que llora” Romanos 12, 15

 

 

Primera de Reyes 17, 10-16
Salmo 145
Segunda de Hebreos 9, 24-28
Evangelio de San Marcos 12, 38-44

 

 

En las lecturas de hoy emergen dos figuras femeninas, dos viudas pobres, notables por su fe y generosidad.

La primera lectura es acerca de una mujer de Sarepta, de buena posición, pero reducida a la miseria por la sequía y el hambre. Con todo, a la demanda del profeta Elías, no sólo le da agua para beber, también el pan que había hecho con el último puñado de harina que le quedaba y estaba destinada para ella y su hijo.

En la segunda lectura, el cristiano salvado por el sacrificio de Jesús ha de participar con la entrega de sí mismo para la salvación temporal y eterna de sus hermanos.

 

El evangelista, San Marcos, nos pone hoy en guardia respecto a los escribas, aquellos que se dedicaban a escribir la sagrada escritura pero también interpretaban la ley los sacerdotes, a los que llamaban Rabí. Porque con su comportamiento ponían la ley por delante y se olvidaban de ser humanos, vestían de forma ostentosa y había que saludarlos de forma diferente a los demás.

 

Cuando el verdadero sacerdote, el verdadero escriba, ha de fomentar un acercamiento, pone por encima de todo a los más débiles y olvidados de la sociedad actual.

 

En la segunda escena, Jesús observa cómo muchos echan dinero en el arca de las ofrendas. Los ricos dan grandes cantidades, pero una mujer, una viuda, echa las dos monedas que tiene. Jesús se conmueve, llama a sus discípulos y les dice: “Esta mujer ha echado lo poco que tiene, mientras los sacerdotes se aprovechan del pueblo y los ricos dan lo que sobran”.

 

La misión de la Iglesia es tener un corazón generoso y solidario, que se deje llevar por la bondad de Dios y no imponga normas que nos opriman y nos alejen cuando veamos la ostentación y el derroche.

 

Tomemos nota: la Iglesia, pueblo y jerarquía, ha de ser servidora y acompañante de la comunidad, y con ello dar testimonio vivo de la palabra de Jesús encarnada en la humanidad.

 

Bibliografía:

http://www.catolicimos.net

Intimidad divina, P. Gabriel de Sta. María Magdalena. O.C.D.

 

 

Hna. Carmen Rey CSJ

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies