Ecos del Evangelio

20 enero, 2019 / Carmelitas
El vino bueno

El vino bueno

La liturgia de este domingo nos invita a entrar en un ambiente de alegría y de gozo, como lo reflejan las palabras que anuncia el profetaIsaías: “ Los pueblos verán tu justicia y los reyes tu gloria… como un joven se casa con su novia, así te desposara el que te construyo; la alegría que encuentra el marido con su esposa, la encontrara el Señor contigo”. Este es el anuncio de la alianza que Dios quiere tener con su pueblo y por medio de la cual manifiesta su amor y su proyecto de salvación para todos.

En este mismo contexto el evangelio de este domingo nos invita a contemplar el primer milagro que realiza Jesús para así dar inicio a su misión y su vida pública.

Es en Cana de Galilea es donde Jesús realiza su primer signo, la falta de vino en una boda es señal de tristeza y vacío, de manera que esta es la causa de la acción de Jesús que en medio de la celebración en presencia de su madre que le comunica lo que ha sucedido: “no tienen vino” ella sabe que las tinajas vacías son signo de una fe vacía, de los sirvientes que harán lo que él les diga depositando su confía confianza total en Jesús y de sus discípulos que quedaran admirados de su acción y tomaran la decisión de seguirle.

Así el agua depositada en las vasijas convertido envino nuevo y bueno probado por el maestresala es el símbolo de la manera de actuar y de enseñar de Jesús que no es posible contener en vasijas viejas sino que ha de repartirse a todos aquellos que deseen participar de la alegría y el gozo de la salvación.

La invitación está hecha, todos estamos llamados a probar del vino bueno que solo Jesús nos puede dar, y ya que el vino es signo de fiesta, gozo y alegría, nuestra vida ha de estar inundada por este mismo ambiente y a través de nuestras palabras y gestos hemos de ofrecer el mejor vino, que significa no retener todo aquello que tenemos, los dones y carismas de los que habla San Pablo y que hemos recibido de Dios, ponerlos al servicio de quienes lo necesitan.

Que seamos capaces de reconocer en nuestro camino los signos de esperanza que nos mantienen vivos para responder a la llamada de Jesús.

Hna. Fernanda – hcsj

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies