Ecos del Evangelio

5 diciembre, 2020 / Carmelitas
II Domingo de adviento

 

Este tiempo de adviento viene a regalarnos un estilo de paciencia marcado por el ritmo de la fe. Una voz grita en el desierto abrid camino a Yahvé, enderezar la calzada a nuestro Dios. Este es el grito de Isaías que es repetido también por Juan el Bautista. El testimonio de Juan invitándonos a preparar el camino, nos habla también de ese cambio que da él en su vida retirándose al desierto y viviendo en oración y en soledad plenificada por la presencia de Dios.

 

A nosotros, en nuestros tiempos nos invita la carta de San Pedro a disponernos “con santa conducta y piedad” preparando así la venida del Señor en la gloria en la espera de la parusía. A los primeros cristianos esta espera impaciente de la venida del Señor, se reforzó con estas palabras de Pedro “confiemos en la promesa del Señor y esperemos el cielo nuevo y la tierra nueva en que habite la justicia”.

 

Nuestro presente está marcado de misericordia de esa Misericordia que Dios prolonga a lo largo de los tiempos esperando nuestra propia conversión y la cooperación a la evangelización y conversión de los demás. Estos tiempos de distanciamiento pueden haber enfriado nuestro corazón, confiados en Dios, permitamos que el Señor llegue y transforme nuestro hielo, insensibilidad y miedo en ¡camino de fe, amor y esperanza!

 

M. Pilar Reverte Almodóvar CSJ

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies