Ecos del Evangelio

24 diciembre, 2017 / Carmelitas
IV DOMINGO DE ADVIENTO. CICLO B

 

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 1, 26-38.

 

A los seis meses, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.

El ángel, entrando a su presencia, dijo:

—Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú entre las mujeres.

Ella se turbó ante estas palabras, y se preguntaba qué saludo era aquél.

El ángel le dijo:

—No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará

Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

Y María dijo al ángel:

— ¿Cómo será eso, pues no conozco varón?

El ángel le contestó:

-El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios.

Ahí tienes a tu pariente Isabel que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.

María contestó:

—Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra.

 

REFLEXIÓN:

Te invito a hacer ecos de este hermoso evangelio. Si lo lees  detenidamente podrás  observar que cada palabra y frase nos interpela y nos invita a orar.

Oremos  con la escena del envío del ángel Gabriel. Dios personaliza su llamada en un tiempo, en una historia concreta y en el momento oportuno.

Las palabras del ángel: “Alégrate” nos recuerdan que la presencia de Dios es fuente de alegría, de paz, de serenidad.

Ser personas alegres nos ayuda a ser más  cercanos, a ver la vida desde otra perspectiva y siempre con mirada esperanzadora.

“El Señor está contigo” estas palabras a María  hoy nos invitan a confiar  y no olvidar que Dios nunca nos abandona.

“No temas”  a tus situaciones difíciles, a los desafíos que te pone la vida, a las decisiones que suponen dejar tu zona de confort, no temas a los planes de Dios.

“Porque has  encontrado gracia ante Dios”  tu vida es un don, un regalo para  los demás, pero sobre todo eres hermos@ ante los ojos de Dios.

En vísperas del nacimiento de Jesús  seamos ofrenda agradable ante Él.

Hna. Nury Yised Sánchez Quintero CSJ

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies