Ecos del Evangelio

28 diciembre, 2020 / Carmelitas
Solemnidad Santa María Madre de Dios. 01 enero 2021

«…y María conservaba todas estas cosas meditándolas en su corazón…»

 

 

El Evangelio de hoy nos invita a poner los ojos en la actitud callada y humilde de María.

 

El mismo Dios ha querido nacer en el seno de una familia y se hace tan humano y frágil como nosotros que necesita de una madre que le ayude a crecer y que acompañe sus pasos.

 

María es madre, es columna, es sostén de Jesús y al mismo tiempo de cada uno de nosotros. Ella abraza con sus brazos de madre a toda la humanidad. A cada uno de nosotros nos deja recostarnos en su pecho, muy cerca de su corazón para llevarnos a su Hijo.

 

María es la mujer que acoge los golpes de la vida y los transforma en hogar, en cercanía, en libertad. Ella sostiene y da impulso a la Vida. La abriga, la alberga y la pone en pie. Se acerca a la humanidad como sólida roca para proteger la vida.

 

De igual manera que María protege al Niño Jesús, así nosotros también somos llamados a abrigar a otros en esta vida. Cada uno tenemos la oportunidad de recibir el abrigo y la ternura de nuestros hermanos y al mismo tiempo hacer florecer nuestra ternura hacia los que se acercan a nosotros. Y el modelo lo tenemos en la Virgen María.

 

Hay muchos a nuestro lado que necesitan ser sostenidos o abrazados por personas firmes en la Verdad, y quizá nosotros, si somos capaces de reconocernos débiles, también encontraremos en nuestro interior ese deseo de cobijo y abrazo que fortalece y que ayuda a continuar peregrinando y construyendo el Reino en comunión.

 

Mirando a María dejemos del lado el aparentar lo que no somos y descansemos en la realidad de lo que somos porque la vida es esto, descanso en la Verdad.

 

“El hombre libre es aquel a quien la Verdad le hace libre”

(Jane Wilde)

 

Ojalá podamos manifestar un Amor maternal como el de María, sincero, real, tierno, que dé calor y abrazo, que sea humilde y callado y al mismo tiempo deje mucha paz en los corazones que entran en contacto con nosotros. Que también podamos encontrar el abrazo que reconforta e impulsa como lo tuvo Jesús en la Virgen María.

 

 

Hna. Verónica Estévez Rizo CSJ

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies