Ecos del Evangelio

15 septiembre, 2018 / Carmelitas
En ti pongo mi confianza

                      XXIV Domingo – Tiempo Ordinario

“Mirad, el señor me ayuda ¿Quién me condena?”

El pasaje que nos presenta la primera lectura es dura, nos transporta a la via crucis de nuestro Señor, y nuestro corazón se queda tullido, cómo se queda también cuando tomamos conocimiento de los diferentes sufrimientos a que están expuestas tantas personas que luchan por sus vidas, de un modo especial, por los Cristianos perseguidos, los cuales sabemos, que sufren porque expresan la misma fe que cada una de nosotras. Es bueno que nos duela el dolor de nuestros hermanos en Cristo, eso nos fortalece en la fe, pues sabemos que la confianza en Dios Padre Todopoderoso es determinante para seguir abandonados a Dios…

“Mirad el Señor me ayuda, ¿Quién me condenará?

Caminar en presencia del Señor, en el país de la vida, es el refugio del que suplica y ama al Señor, pues sabe que sólo el Señor es benigno y justo, el único capaz de arrancar su alma de la muerte, sus ojos de las lágrimas y sus pies de la caída.

Sin embargo, ¿de qué nos sirve decir que tenemos fe si no tenemos obras?, nos dice el discípulo, que ésta fe no nos salva, lo que nos salva son las obras motivadas por la caridad que nos trae la fe, en Jesucristo. Él que ha sido el primer a amar y a mostrar por obras la voluntad del Padre entre nosotros.

Tus obras, tu fe, estarán tan más bien clarificada, cuanto más aclarada tengas la respuesta a la pregunta que hace Jesús, en el presente Evangelio:

“¿Quién dice la gente que soy yo?

Y vosotros, ¿Quién decís que soy yo?”

El Señor nos invita a que presentemos al Señor que habita en nosotros, quién es Él que nos hace levantar a cada mañana, ¿quién es ese que te sigue llamando una y otra vez, poniendo toda su confianza en ti, para que Dios siga haciendo-se presente en el día a día, sirviendo a los más necesitados y pobres….

¿Quién es?

Descubre-lo, vive-lo, lleva-lo a todos los que se cruzan en tus caminos….esa fe, esa obra, esa vivencia hará más grande el amor de Dios y más fuerte Él que nos habita y por eso, también tu manera de vivir, será testimonio del reino de Dios….

No temas, confía, arriesga!

Hna. Andreia Botao –  hcsj

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies