Ecos del Evangelio

1 febrero, 2019 / Carmelitas
Vivir para ver

REFLEXIÓN DEL 2 DE FEBRERO

Quiero comenzar este pequeño escrito en este día, señalado por la Iglesia “la Presentación de Jesús” con las palabras de Simeón: “Vivir para ver”. Lo que la sagrada escritura nos marca es que él  tenía que ver con sus ojos lo más importante para el pueblo de Israel. Era ese niño que se hacía carne, que había nacido para entrar en nuestras vidas, pero los interrogantes es, ¿Lo aceptará el pueblo de Israel? ¿Aceptarán su luz las naciones? ¿La aceptaré yo? Cuando el niño es presentado en el templo Simeón siente cumplida la promesa,  lo expresa con las palabras ahora es el momento que puedo descansar en esa paz que Jesús nos vino a dar a cada uno.  También en este día nos marca la Iglesia el día de la vida consagrada: se nos invita a ser movidas por este mismo espíritu que Simeón fue conducido para vivir ese encuentro de amor con el Señor.

Hermanas, somos llamadas para darnos totalmente al Señor, que nos ha elegido y nos a invitado a seguirle en la intimidad. Nuestra vocación, como consagradas en la Iglesia, debe ser signo de esperanza y signo de ese amor que nos movió a entregarnos definitivamente a Él.

Las lecturas de hoy nos lo recuerdan como el profeta Malaquías “Mirad, yo envió a mi mensajero, para que prepare el camino” que hagamos nuestras estas palabras, que seamos mensajeras, que ayudemos al otro a seguir los pasos del Señor. En el evangelio también podemos ver la figura de María, vemos su grandeza que no se mide por lo que Dios le da como privilegio, sino por lo que Dios le pide.

Que nuestra vocación sea siempre una respuesta al amor imitando siempre los sentimientos de Cristo, porque hemos nacido para amar, seamos luz de cada hermano. Que nuestro testimonio como el de Simeón nos ayude a esperar siempre a estar alertas a la llegada de Jesús. Dejemos los ruidos y todo lo que nos quita energía y pongamos nuestros pensamientos en aquel que nos ha amado. ..Feliz día de la vida Consagra!!!

Hna. Lidia Damian – hcsj

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies