Ecos del Evangelio

18 julio, 2020 / Carmelitas
XVI Domingo del Tiempo Ordinario

¿Somos multiplicadoras de vida?

¿Constatamos nuestra esterilidad?

 

 

Ser multiplicadoras de vida…

 

 

Para iniciar la reflexión de este domingo, me gustaría plantear dos preguntas:

 

● ¿Cómo describo mi comunidad, encuentro en ella rasgos del Reino de los Cielos?

● ¿Qué aporto yo, con mi vida, a la construcción del Reino de los cielos?

 

Me da mucho gusto cuando se habla que el gran reto de santidad en el siglo XXI es “construir comunidades santas” o reconstruir lo que expresamos con gran deseo el legado que nos ha dejado Venerable Madre Rosa Ojeda Creus: “Que todas sean hijas de una misma madre”… Es cierto, el deseo está y la vida misma lo reclama.

 

Estamos en un momento de la historia en que toda la humanidad está re-aprendiendo a valorar al otro y la necesidad de ser con y para el otro y nosotras Hermanas Carmelitas de San José, lo conocemos de oídas desde el principio de nuestra historia de vida religiosa: “Que los demás puedan decir: mirad cómo se aman”. La línea de acción está marcada y nosotras, ¿Estamos decididas a ir todas a buscar lo mismo, todas por la construcción del Reino de los Cielos?

 

Quizá nos ayude recordar una y otra vez, todas hemos sido llamadas a construir el Reino de Dios y ésta vocación comienza en mí y en mi comunidad para que se pueda expandir a todos los que la quieran acoger.

 

El diagnóstico es de esterilidad cuando… no queremos ser conscientes de que en cada una de nosotras está presente la buena y la mala semilla, crecerán juntas pero cada una es libre de escoger la calidad del fruto del cual quiere alimentarse y alimentar a los demás.

 

La alerta es clara: “estad vigilantes” porque el enemigo actúa cuando descuidamos nuestro corazón y dejamos que entre en él la desidia, la envidia, los celos, el odio, las murmuraciones y todo cuanto vaya en contra de la armonía comunitaria y cuando nuestro sentir nos impide compartir y ser con mis hermanas.

 

La urgencia del Reino de los Cielos

 

¿Cuándo fue la última vez que me he parado a pensar cuál es la gran urgencia de hoy, en la construcción del Reino de los cielos, desde mi realidad y lo he compartido con mis hermanas?

 

A veces, la urgencia está en tan sólo abrirnos al perdón, como la puerta que nos permite volver al que es: “El Camino, la Verdad y la Vida”.

 

 

Hna. Andreia Viera Botao CSJ

 

 

Volver
Carmelitas de San José

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies